Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Una nueva vida crece dentro de ti: tu equilibrio emocional y biológico como madre es necesario para preparar la llegada de tu bebé.

En el primer trimestre del embarazo, las hormonas de tu cuerpo funcionan de otra manera y puede que experimentes cambios emocionales o fisiológicos:

En el primer trimestre del embarazo, las hormonas de tu cuerpo funcionan de otra manera y puede que experimentes cambios emocionales o fisiológicos: sensibilidad en los senos, cansancio, dolor de cabeza, necesidad de orinar o una digestión más lenta; algunos alimentos dejan de gustarte y otros te atraen [2].

Al llegar el segundo trimestre, los primeros síntomas cesan, pero, a medida que el bebé crece, puede que te canses más; la piel del vientre se estira, los pezones cambian de aspecto y las mejillas adquieren una pigmentación particular [1]. Esto significa que tu bebé sigue desarrollándose y que tu cuerpo se prepara para traerlo al mundo. El consumo de Vitamina D en esta etapa es aconsejable para la función inmune y el crecimiento óseo de tu bebe[3].

En el tercer trimestre, además de estos síntomas, puedes sentir que los tobillos, los dedos y el rostro se hinchan, así como algunas arterias sensibles. Descansar con las piernas elevadas contribuye a una mejor circulación de la sangre. Como el bebé tiene más movilidad, a veces te cuesta dormir o tienes contracciones[3].

Referencias

  1. Fekete K, Berti C, Cetin I, et al. Perinatal folate supply: relevance in health outcome parameters. Matern Child Nutr. 2010;6 Suppl 2:23-38.
  2. US. Department of Health & Human Services. Office of Women’s Health. Stages of pregnancy. Disponible en: https://www.womenshealth.gov/pregnancy/youre-pregnant-now-what/stages-pregnancy. Consultado el 12 de agosto de 2020.
  3. Hanson MA, Bardsley A, De-Regil LM, et al. The International Federation of Gynecology and Obstetrics (FIGO) recommendations on adolescent, preconception, and maternal nutrition: «Think Nutrition First». Int J Gynaecol Obstet. 2015;131 Suppl 4:S213-53.